Toyota ha aportado su granito de arena con su segmento de autos híbridos desde 1997, y ahora, ese grano de arena ha crecido y lo han compartido. Es decir, la marca japonesa ha liberado 24,000 patentes de las mecánicas de sus autos híbridos y eléctricos, para que otras armadoras de carros puedan tener acceso a los años de experiencia adquiridos por los japoneses y puedan, a su vez, colaborar con el medio ambiente ofreciendo autos que gasten menos combustible.

Gracias a este acto de generosidad, otras marcas podrán implementar tecnología híbrida y eléctrica ya con amplio conocimiento y soporte en lo que, durante tantos años, le ha funcionado tan bien a Toyota. Esto, además, les permitirá a otras marcas que aún no incursionan en el segmento híbrido o eléctrico debido a los costos que esto les puede representar debido a la investigación, ahorrárselos.

Y todavía hay más, la marca japonesa también se ha ofrecido a brindar asesorías sin costo a todos los fabricantes que quieran utilizar tecnología ideada por Toyota. El vicepresidente ejecutivo de Toyota Motor Company expresó: “Creemos que es el momento de colaborar para popularizar las tecnologías de electrificación”. Además, comentó también que si en 10 años, el mercado de vehículos eléctricos e híbridos continúa creciendo como lo ha venido haciendo hasta ahora, podrían volverse la norma.

Las patentes que se encuentran ya disponibles son 23,740 sobre vehículos híbridos eléctricos en los apartados de motores eléctricos, unidades de control de energía y los controladores de sistemas con aplicaciones tanto en coches híbridos, híbridos enchufables PHEV o de pila de combustible (hidrógeno). Además, están las 5,680 sobre vehículos de hidrógeno, 2,590 de motores eléctricos y más de 12,000 sobre diferentes componentes que Toyota ya había compartido anteriormente.